Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como AMOR...AMOR...

TE BEBÍ

TE BEBÍ



Como se toma el último trago,
la gota dulce de agua, de la naufraga,
la pócima del dolor último,
te tomé.
Te bebí de un trago, como lo hace
el alcohólico
-a escondida-
en su abstinencia,
cual voyeur a sabiendas que, solo
mirar de lejos es su premio
y castigo.

Te bebí como la raíz toma
el agua del desierto,
queriendo ser oasis,
ahuyentado lobos del infierno
mientras mis dedos apuntaba
la luna que naufragaba en las salinas
aguas de tu edén y el mío.

Te bebí absorbo, reteniéndote en mi boca,
cerrando mis alfileres
como prenda hilvanada esperando agujas
con hilo de seda,
te bebí
plantando cara a un torrado suelo
mientras mis pies bailaban
con luna y las estrellas de tu cara
en el mar de mis miedos y mis dudas.
Te bebí, de un trago queriendo
no despertar nunca en otro licor
otro vaso
otra agua que no fuese la de tu mar

como la suicida que quiere recuperar
su vida- 9.8.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora

DESIDERÁTUM

DESIDERÁTUM

Por un instante sueño mirando la forma
de tu pie, le duermo entre los juncos
de mi aurora, y como a tus dedos
les dejo taciturnos vagabundear
por la palma de mi ombligo
y su río…
Intenso y firme pernota la luna
en los márgenes incumplidos,
se fragua los pliegos en dictámenes
miedosos de firmar este ciclo austral.
A punto de vaciar los deseos pactados
-por cumplir-
Desiderátum, agudo resquemor
brotando cómplice en mis pupilas
se anudan, a ti,
te esculpen... es una lealtad
maldita y deseo innecesario…

Necedad consumada bajo la rubrica
de anuncios en monolito,
en la basa de las columnas de dioses
gritones, fueron esculpidos
los edictos, y sí… nada y todo
Nada se cumplió y todo fue dicho.
Aún así sigue siendo este amor
es un desiderátum por segundo
recreando a tu pies soñando en mis juncos
y a tu pelo aurora de mi luz,
navegando en la filantropía de nuestros
ríos y vagabundeando en la palma
de mi ombligo
aquí y ahora en este desiderátum
-por siempre-
amor… solo mío y solo tuyo.

AMOR

"amor la rosa nunca olvidó del rojo el blanco... la espina y el olvido... a la ironía como defensa de su fragilidad! poética extremeña -chrey- AMOR
La rosa nunca olvidó
de su rojo el blanco, ni miró
el azul si tener tierra entre sus píes
el verde en sus pétalos
Amor.

¡Jamás! se ama sin espinas,
o doblega el tórrido viento
solano sin lágrimas
Amor.
Nunca se olvida la ironía
de un mundo anacrónico,
de ti y de mí
Amor.
La fragilidad nunca se hace fuerte
levantado murallas,
Amor...
La rosa no olvida del rojo
el blanco...
26.2.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de Nena Marchebout