Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como ALF LAYLA WA-LAYLA-LAS MIL Y UNA NOCHES

ELLA

ELLA
Tapó mis ojos, cogió mis manos
las hizo caminar por dos veredas,
luego…
cogió una y la puso sobre algo más
que templado, húmedo y sedoso
introdujo a mis dedos dándole
ritmo con su pelvis,
susurrándome al oído los calmó.
- sin prisas-
hizo recorrer sus laberintos.
En los silbantes jadeos íntimos
le hizo nadar contra la corriente táctil
y salvaje que los inundaban.
Aún sofocada, sacó mi mano,
tocó mis dedos,
los llevó a su boca,
los besó, y lenta muy lentamente
los dejó sobre mis labios,
mientras ardía de pasión.
Por primera vez…
olí, a vida
olí, la mar
olí, su alma, y…
y supe del amor.
18.9.2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora

UNA Y MIL NOCHES

"un auxilio cerró aldabas… nostálgicas de sueños deambulan y ofrecen amaneceres, otros de un septiembre diferente, nuevo para ti y para mí"
UNA Y MIL NOCHES

Se arrellana tu piel junto a mi piel.
Deambulándonos en los rastrojos en llamas,

de estas manos ignífugas de pupilas atadas al comburente
de los juegos y sus amaneceres; los condominios
histórico y osado de un septiembre timador del ayer.
Se arrellana los abrazos en las columnas,
hostigando el himen solícito de un verso suave
y mancebo en bucle en nuestras entrañas,
sin salida el camino inspeccionan las grutas
melosas en las jácaras delirante, vamos, vamos
deshojamos alaridos de guerra, de guerra de amor.
Nos deseamos - segundo más-.¡Gritamos!
al unísono entre sábanas primitivas
sin tardanzas, sin tiempos, nos rompemos
planeamos en el submundo azabache
sin velo nuestra sed, postradas entre columnas,
te amo, me amas sin adverso ni cara
se aman nuestras gacelas en las asta rubíes
que retozan sedientas en el brocal, donde Baco
abstemi…

ATOMIZA

"es un perjurar tu boca, tú... es ese infinito espacio de cumplimiento de cada uno de los pecados; perjurando ¡nunca más! -chrey-

ATOMIZA


La luz en la marquesina,...
denomina tu buque insignia
y deja el aguijón de abeja
a pesar de saber que la muerte
es su fin.
Acaso sea como perderse
en unos de los arrabales de Buenos
Aires,
caer en las agua de su isla,
acaso sea, romper un bandeon,
el tacón que se arrastra por la pista
o simplemente sea la columna
en uve naciendo desnuda hasta nunca.
Por momentos desaparece todos los infiernos,
y reaparecen todos los pecados
intactos,
a punto de ser cometidos
para dar cumplimiento a la sátira
donde las mentiras se hace orgía
entre dos bocas,
buscando ser cuatro a ratos.
Digo...
¡Nunca más!
Y miento entre tus brazos amor,
vuelvo a ser quien más gana
y dónde más me pierdo.
4.9.2017
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

TUS VELEROS

TUS VELEROS
Avanzan descosiendo los hilos
de mis aguas,
izando velas a rumbos desconocidos.
Adentelladas va surcando y revoloteando
a mis treguas,
entre los pliegues de corales y estrellas
saladas,
acoplando el gemir de las caracolas
aguamarinas.
Tus luceros clandestinos irrumpen
en la cámara nupcial,
desvela la mantilla marinera,
y avanzan adentelladas buceando
en mi regazos, adentelladas…
adentelladas vas efervescente en los rumbos
desconocidos y no marcados
amarrándote en las crestas de mis olas
a dentellada.
29.6.2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora

ME PIERDO

" me pierdo... en tu elixir-rosa, Alejandría huerto de mis versos nenúfar... -chrey-
ME PIERDO

me pierdo y me hallo...
me pierdo en el sabor
de noches que alborotadas
cual alborada paren entre nuestras sábanas...

Me pierdo en tu fueros atrincherada
y, soy en el bastión de tus dedos
y tus lienzos, soy.
Me hallo en el festín ávido y desordenado,
coronada de laurel gloria,
descubierta en la primicia de un cuento
donde las hadas se hallan,
me hallo en tu palma
y me pierdo como mujer.
23.3.2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora

CUPIDO... ANUNCIA

CUPIDO
Anuncia.
¡Esto es mucho, para tu edad!
Niego y pregunto,
una vez
otra vez,
¡ay! fiel enemigo

Lanza, lanza Cupido tu flecha,
moldea su nombre en este acero
candente celando en imán
el fuego mío.
¡Di! Cupido di…
cuál es la fuente, del manantial
donde el amor nace nuevo
en piel de niño recién nacido.
Cupido
anuncia.
¡Esto es para tu edad es mucho cariño
mío, tren sin freno, caída sin alas
amo mío!
Y…
Me dices, me anuncias, desplegando
tus encerados dardos el firme
propósito de firmes,
y tersas absolutistas
cadenas en tus alisos
Cupido
Anuncia.
Es mucho amor… para tu edad…
tú, maldito enemigo,
te miro, al cielo digo y pregunto,
en mitad de estas columnas
palmeral que dilata a este edén
cielo mío,
flechas de amor,
miedo entre barrotes
porque tú mi fiel enemigo
pones coordenadas donde el amor
se hace fiel amigo,
bebe de pecho
miedo huido
novatos años

FANTASIAS

FANTASIAS
-RETENGO-
De una estrella un pico,
de un sueño, la alborada
y, guardo
en lo secreto las fantasías
que no fluyeron,
que agazapada pernotan
en un ombligo solo.
Retengo en mis huellas
la carne que se adapta,
el celo que aprisa la deja
marcada
el rubí deseo
que da esquinazo a la escarcha
advenediza
-si no estás-
Tengo un retén de mesnada
haciendo guardia,
ellas, te buscan en la preñada
noche te devuelven
presa a mi almohada
solitaria en la espera
del sonar oceánico,
del cántico de los cetáceos
en mi costado.
Retengo las fantasías
que nadar quieren
para no ahogarse
entre mis manos
de espuma blanca.
9.12.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto del muro de Elvi Medina

EXPIRADA EN...

EXPIRADA EN…


Cuando Morfeo me lleve,
sentiré que abrazándonos nos ata
en su regazo…...
¡Quizás! le diga que nunca llegué
a vivir otro fuego u otro infierno
de abrazos canallas,
o de bondad indigente asaltando
a mis entrañas en toda mis pituitarias.
EXPIRADA EN
entre tu boca que muerde y despezada
a las malas educación,
despertaré de ese túnel de luz
para retomar el deseo penúltimo,
morder y retomar lo inconcluso
de ti y de mí,
de frente gritar al amor de los tiempos
y del hoy, del mañana
que seguirá siéndonos
gritaré
dormir sin la ausencia de ti,
trasportar mi equipaje libre
ungida con tus besos -a solas-
con tus manos dejando su calor
en el yerto cuerpo que vela
a tu ausencia ¡Ya!
EXPIRADA EN Y...
a pesar de ser yo quien haya partido
te pido…
que me hagas el amor y que transites
por mi cuerpo,
descarga la locura de perderte
entre este vía que espera tu tren
hasta mi destino…
Allí seremos dos estrellas que brillan
en la Vía Láctea, amor…
EXPIRADA EN
Amor duerme y vela a mi cuerpo,

HACERNOS EL AMOR... Y

HACERNOS EL AMOR… Y

Para que el amor nos haga.
No, es preciso quitar nada;
desnudar nada,
abrir nada,
ocultar nada,
silenciar nada.
El amor nos hace
consentido en el sentir
y concebir,
en las manos preñadas de amor
en la noche desgarrando estrellas
al alba,
con caracolas rompiéndonos
en aguas,
en este amor que nos menstrua
este amor rumor de lunas
y palabras
en las algas marinas
costas que duermen corales.
Ellas, las palabras arrullarán
dedos, y sin quitar botón…
rasgarán el clímax de nuestras
almas,
dividirá miedos,
de tul novia coqueteará
con los dedos
descarnará los deseos
de nuestras alas,
volaremos en acordes,
alba, alba
alba.
27.11.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de

DESCIENDES

DESCIENDES


Por este frenesí, de cada hora
de cada minuto
de cada día
de cada semana, y…
enciendes de mis cuentas tus dedos
retoñecidos,
lascivamente, tú me haces rea
compulsiva de ti, y tu frenesí.

Como rea soy tu presa,
esperando una absolución que no llega
y que solo espera un mea culpa
que ignoro de principio al fin.

Me desciendes y enciendes,
toda dilatada soy y voy,
a morir en cada punto de color
de tus retinas.
La equilibrista matutina que anochece
en tu red, la bajo sostenida
en el ritmo cardiaco de tu respiración.

Incontrolada beso tu asfalto
y me deshago en las piruetas
que, como bucle se enredan
en mi temporal dictamen,
a todo un milímetro de caer
en tu interior.
Me desciendes, en este espejo
reflejo, de un sol que busca ser
y se mira en la luna.
12.11.2015/6
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de

EL PERFUME

EL PERFUME
-olor a Milanesa-
Las manos hacen magia
en la cocina y en la mesa,
construyen la pócima que da observancia
y la serosidad justa para ser milagros
justo antes de llegar a la mesa.
Un tú a tú perfuma los rincones
Un ten con ten puso la mecha a la formula
donde las palabras juegan
y nos hacen el amor mientras
olemos a milanesa, ya sabemos
que el amor puede…
Con amor se puede
con amor puedes encontrar la fórmula
y sí, fue la nuestra.
Y, hubo
Y, no cupo
no hubo premuras para *-las fragancias
de Lisboa
no cupo más olor que la bergamota-
Así olimos a Milán
supimos de aquellos cúmulos
enjaulados y sabor a muslos
que juraron hablar cuando
nadie les viera.
Nunca pensaron que el amor
no sabe,
el amor descontrola
el amor no mide…
Aunque a veces casa bien,
entre las manos alquimista,
cocina y receta.
*El Perfume -Patrick Süskind
11.11.2016
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
todos los derecho de autora
foto de la web

UN POEMA

"un poema bebe en cada letra, una gema de sal y miel"

UN POEMA
Es nada.
Porque nada es, el poema que trafica
que pretenden descomponer la frialdad
-de una ausencia-
queriendo restituir el alma
de tu particularidad con palabras
escuetas.
Y, es posible sí… que busque
sin conseguir-
-el talante-
que diga un algo de ti cada letra
¡Quizás, sí!
quizás… pueda arrinconar
la acidez de la bergamota
-en mi boca-
inhibida de ti, en esta letra de poema
que te claudica.
Un poema es miel que hiere a la hiel
de ausencia,
lágrima errante entre gemas,
desorden que
-merodea-
un cuerpo taciturno que tañe
como campana por la efigié táctil
en fuga
-y sin poeta-
dolosa letras que engalanan aun poema
privado del amor.
"No hago otra cosa que pensar en ti"*
dice la letra
mientras mi pluma escribe
-borrones-
para decir cuánto duele tu ausencia

UN ROCE

UN ROCE
Te hace cómplice, del retorno eterno

de piel y emociones que exige
un tributo del César.
UN ROCE
Te retorna viva a los aromas adictivos
de rama de olivo,
esperanza en pico de palomas,
aromas esmeralda
ojo vuelo
anuncio de tesoro
profetas en paraíso.
UN ROCE
Te retorna a pedir la muerte
del éxtasis,
a resucitar en cada verso libre
en dedo, ellos pedigüeños de ti,
porque
te desean
te gustan
suspiran el genuino sabor,
del naufragio uterino.
UN ROCE
Te retorna al principio de los tiempos
a nacer rompiendo tus papilas
como esporas que se rompen
para expandirse y crecer
lejanas de la cárcel donde la
liviandad recrea caricias en la cálida
brisas…
lengua como pluma
en vuelo.
UN ROCE
Te retorna sin opacar ni lastimar
incitando, a todas las conjugaciones
del verbo amor…
a querer
a morder,
a comer