Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 21, 2018

COMO LA ARENA

COMO LA ARENA...

Yo, me escondo de bajo de tu falda,
de aquellos volantes de espuma
salada y de los rayos de luna
que en la madrugada te bañan,
arrebujada bajo tu miriñaque
esperando el flujo de tu torrente
sanguíneo
¡Toda completa !
Como la arena me embebo
de la salina del rebujo interior
de tus sayas marinas,
que emborrachada trazan
oceánico encaje de bolillos.
Luz cósmica submarina
que te subyacente providencia
divinas,
en todo ese mundo dibujado bajo
el pliegue de mis ojos que
aún interceptados te atrapan
apremiante en mi retina.
Como se divide la arena así me divido
para contenerte sobre mi piel
indivisa,
piel con piel unidas en el agua
de sol en las esperadas escamas
marinas
así rebúscame en las millonésimas
partículas
en cada uno de tus átomos,
y ahí,
infiltrada bajo tus aguamarinas
dejaremos orilladas arena líquida
reinventadas en la impermeabilidad
real de los gurús y sus acuartelados
dictámenes,
trasteadores del foráneos orgullo
de huellas y p…

BOCADO

“hay delicatessen que fueron creados para paladares exquisitos”
BOCADO
Dulce en mi paladar,
ambrosía y néctar de luna
que asoman reclamando
a cada esquina de mis papilas
ese manjar, resuelto de incógnitas
y que hace un revoltijo a mi cognición;
en un asalto sin tregua.
El paladar, se hizo exigente en la bacanal
de espumas,
en las ambrosías del templo de Ara;
golosina de lengua.
Las delicatessen nacieron en las formas
de las manos que te crean,
te moldean el alma,
ella que se hace presente como sonido
de guitarra,
o en la danza zíngara,
entre las llamas
de un sueño real.
20.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

LA GUERRA

LA GUERRA

 Trae beneficios a dirigentes
indignos,
esos que ponen píes en mesa,...
o se esconden bajo ella.

La guerra solo busca abrir boca,
y como cocodrilos, se zampan las presas, ¿quienes? niños, ancianos, mujeres, hombres, el pueblo..,

El pueblo ha sido dinamitado,
con artimañas en tabla con mapas donde se escribe ¡botín de guerra!

La guerra se piensa, se ensambla,
y sé prepara por estados donde sólo dólares, rublos, euros, dirham, riyal...
 ¡Qué más da!
 Siria entró en la face del carnívoro intencionado de aquellos hermanos sordos y ciego, árabes opulentos,
o terroristas Daesh, bolcheviques, y suelo americano...

Petróleo, uranio... tierra despoblada
y muertos con banderas
clavadas en costado.

La guerra es lo que interesa a los mercaderes de buitres de cada estados.
14.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

DANZA

Baila tu tragedia en el blanco del papel... mientras, el fantasma mira la obra sabiendo que el arte no se improvisa.

DANZA

En un baile tu tragedia,
y observa cómo el tul te hace
fantasmas de tus propias letras.

Observa alma la cándida luciérnaga
de verano, ellas que brillando en tu noche
otea a tus filosas quebradas
de grises viejos, de aceros sin enmiendas
cortandos.
Baila, danza las tragedias de shakespeare,
los mitos de dioses,
y coloca el sutil tul a Thor,
la tiara de diosa a tus truenos
y coge el cetro de todos
los fantasmas de tus miedos.
15.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

SE CIERRA

SE CIERRA

Emboscada la pergula*,
nostálgica dobla sus costillas
entre lamido y lamido como héroes
empuñando sueños
se cierra.

Con lápices y carbón,
levantando imágenes y queriendo
ser de Cibeles, la sombra de una diosa,
los cartílagos uniendo carne y hueso
-la vida-
Y... también se cierra la pergula
con sedimentos de ira,
imitando el neón,
o como raposa despreciando
uva*
Se cierra torciéndose como mecha de algodón,
imitando ser la antorcha
sol, y…sin embargo nunca sabrán
realmente como pudo ser el sabor del racimo
en boca, mientras se cierran
sus varillas.

19.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
* en latín pérgola

*Esopo “La Zorra y las uvas

EL BESO

EL BESO

Se presta a nacer.

Nace como la noche
al Rocío en parto le hace luz,
brillante en el primer rayo de luz.

El beso es la unión de labios húmedos
buscando el aljibe de otra boca
en su brocal templado turgente,
el beso... es es parte del alma
queriendo: nacer físicamente,
entregarse mutuamente;
en la dualidad sin límite.

El beso se siente como rocío en Valle,
como fragancia entre pétalos
de la dermis rosa de unos labios.

El beso es todo cuanto el amor,
la amistad, con mayúsculas, puede
manifestar.
El beso

13.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

SUEÑO

SUEÑO

Con una cama incolora, donde el color
sea todo de papel sin reciclar, pero...
limpio de químicos y artificios luminosos
y que a la vez les permita
poner trazos de universo.

Sueño con desnudar los sueños
del mejor de los vagabundos,
cortar los hilos del guiñol,
deshilachar la escoba de la bruja
más pirula,
y desentrañar las fantasías de un principito
a punto de aterrizar
en las fantasías de una potencia
nuclear,
bastarda mescolanza de la nostalgia
donde el bien nunca se sabe donde fue
a parar.

Sueño con la raíz de un árbol donde la fruta sea,
pueda y llegue sin gravedad
al sueño de estar en mí relatividad,
cómo raíz y tronco
hojas en nupcias con unas letras con a danzar.


Sueño mirando a una estrella,
despierto con despertando a la espuma
salinera de este alba sin maquillar,
de olas y arenas
pluma de mi salinas,
mi otra mar.

7.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
todos los derechos de autora
Bs As

USÉ

USÉ

Tus píes ellos que en la nada
tocaban ya La Luz;
y lo usé a sabiendas que tú rigidez
era menor a la verticalidad de mis pisadas.

Desnudos de Buenos Aires mis ojos
rompieron los estigmas de tu nombre,
tú soledad y tus silencios,
aquellos ojos mirando estilismos
de mujeres por las calles porteñas,
desnudez a mi latido del bramido
de bocas purulentas en los sentimientos
baldíos y los espacio donde tú nunca
habitabas;
no es fácil ser dueña de la soledad
y a la vez esclava del silencio.

Usé, usé por unos segundo
el recorrido mortuorio que te devolvió
como gorrión al vuelo,
y usé ese mismo oxígeno primario
y último que retuviste en tus pulmones,
el mismo que hoy devuelves
entre papel y lápiz
fuera de los avernos,
y como hija, hermana o amante a la vida
te devuelvo. 10.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
todos los Derechos de autora
foto de Alejandra Pirzanik