Ir al contenido principal

HALLAR EL RECUERDO


"corríamos inocente detrás de un satélite, ella reflejo de una luz indómita; en aquellos veranos de la niñez" -chrey-

 

HALLAR EL RECUERDO

-los sentidos provocan la anámnesis, el recuerdo de las ideas forman la realidad- Platón

Pasa el tiempo, mis piernas ayer gacelas

hoy transitan con pasos lentos;

las indiscutibles flechas del reloj dieron en la diana

activando a su  alarma biológica.

La sensibilidad te hace percibir la verdad

de los recuerdos tangibles de aquellos años

imparable por las empedradas cuesta de mi calle,

correr o danzar con la luz de una estrella

era el colmen de aquellos días interminables

donde cada niña buscaba como matar el tiempo.

-nadie pensaba que era él, el que a poco nos iba

matando con su dulce vida-

Hay saberes fuera de lógica y de una necesidad que emana

de una fuente oculta, que te hacen salir disparada

y socorrer a una luna, simulada y fuera de órbita

derrumbada detrás del cerro.

-¡efímera voluntad de niña!  subida en el repecho

reparando que los ojos observan

y no ven lo cierto.

Hallar el recuerdo es hacerte otra vez niña

recorriendo el ayer de aquel universo parlante

y conspirador,

fabulador, atrayente hacia su atril

donde su alma simulaba escribir en pizarra

palabras a descubrir en libros inexistente

en mis manos.

¡Que nadie me pregunte por qué recuerdo,

o pregunto, y por qué supe de las musas

cuando mi ignorancia era tal que mi nombre

desconocía la representación de sus letras.

La sensibilidad te hace pensar que hay un mundo

un destino durmiendo con llave en la falda de la luz

atómica que bajaba y me esquivaba

en las noches de verano,

haciéndose la reina indiscutible de todos mis

sentidos.

12.7.2016

Carmen Hernández Rey

©® autora extremeña

todos los derechos de autora

Comentarios

Entradas populares de este blog

ME VOY

ME VOY

ME VOY

Hacer con mi pelo una trenza

a lo Frida Kahlo, dibujar amapolas

y magia en ella.

            -VOY-

Poner un poncho -rojo-

a lo Chavela Vargas, y reinventar

el amor hasta emborracharme de él.

            -VOY-

A escribir los -entre actos de mi vida

entre ladrillos conquistados,  

a lo Virginia Woolf

y me sumergiré en un río de nubes rosas

y azúcar de feria.

            VOY

A curar la vida, matando a la muerte

al estilo de Mary Shelley,

uniré razón, desataré miedo,

pondré el sentir entre pecho y cielo.

            VOY

A quemar el incendio y rescatar el fuego

al estilo Margarita Yourcenar

prenderme de él, hasta deshacer el hielo.

            VOY

A mirar el frente, de frente, a la frente

contra mi frente ¡nadie! irá…

al estilo Simone de Beauvoir

sin -obligación inhibición-

            VOY   

A desgarrar a mi piel,

pondré el ébano ancestral,

de mi antepasadas al estilo de

Ángela Davis

romperé grilletes de sangre de primera

contra mi sangre negra.

            VOY

A ser una poeta…

maldita al estilo de todas

com…

CARTA A LA MAGIA

La Magia sigue caminando a hombros de mujeres que danzan con otras.
Feliz República sin Reyes Magos
¡Viva la Magia!

CARTA A LA MAGIA

La que no vienen a lomos de jamelgos, ni joroba de camellos, ni caminan por arenales sino por pedregal.
La Magia que se esconden detrás de las retinas de impúberes, que sueñan con dormir en un colchón sin astillas de metal.
Ella, la Magia no tiene formato digitales, ni rango uniformados, ni carne rea, y menos principesca… la magia duerme en las cajas de sorpresas de los inocentes ojos que saben mutar a la desdicha, y rebuscan entre los rotos ladrillos estrellas cuando son bombas de racimos, buscan las olas y la playa, su sal en los lagrimales obstruidos por un gas mostaza de estados genocidas.
La Magia se acomoda en las caras y rostros de ojos que sueñan y siguen creyendo en un mundo fantástico y posible, con el armisticio de guerras e intereses, de sangre con venas y no desparramada en el duro asfalto donde las miserias hacen trincheras.
La Magia rompe en los …

ESTE POEMA

ESTE POEMA

Me retiene...
en su sien
pecho
espalda
brazos
hígado

¿Dónde me retiene?
Siento que me lleva de ombligo
a ombligo
maldiciéndome
y Juega conmigo.
Él sabe que le pierdo
y peor aún
-me pierdo
es estos desvaríos.

 No se da por aludido
si le pregunto...
pido reglas a seguir
le interrogo, el por qué
sé da y regala
-tan así y tan sin mí-

El poema es fácil en plumas
de inteligencias
la misma que me esquivan
e intuyo su veredas
y esquinazos
hay, hay un poema
a punto de ser poema
en mi boca, pero...
huye y me rehúye.

 Se desentiende en las cantos
él como amante eterno
osa a dejarme esperando
en la cita eterna.

Apostada en el brocal
de ese buzón inmarcesible
y él dueño de sus intimaciones...

 Juega...juega
sin dar pistas
conmigo sigue jugando.
18.1.2015
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
Todos los derechos de autora
foto del muro de Antonio