Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 21, 2016

NO CUENTO

"como las estrellas hay personas que siempre brillarán a pesar de..." poética extremeña -chrey-

NO CUENTO

Borreguitos no…
para dormir yo cuento estrellas
las que se marcharon y me miran
desde arriba, con cara sonrientes,
a veces le hablo y no solo las recuento,
-les digo- vais pensando demasiado.

Otras cuento a las despistadas, aquellas
que me miran de reojos,
-creen- que no las veo ¡Se equivocan!
perfectamente caen entre mis sueños.

Recuento a las que vienen a mí corriendo,
tranquilas y a paso tortugas,
creyendo, creyendo y no creyendo,
imposible es aquel linear tanto astro
en mi desfiladero…
los pentagramas de estrellas, son para
batutas de oso hormigueros…
No, no cuento borreguitas, ni borregos
cuento estrellas, ellas son las que ponen
luz, me vigilan
pone sus ojos en mis ojos,
mientras duermo.
21.6.2016
Carmen Hernández Rey

UN POEMA DE AMOR... para mí

No pierdas la costumbre de refugiarte debajo de las sábanas, y para ti... escribe el poema de amor que nadie supo, sabe y sabrá... jamás escribirte, porque nadie más que tú conoce a tu alma, tus delirios y tus miedos... esconde como de niña, hoy a tus ojo debajo de las sabanas y haz con ellos fuego. chrey

UN POEMA DE AMOR
Para mí.

Me refugio entre flores geométricas,
hago círculos, busco caminos
en mapa…
Delimito y pongo trazos en líneas,
las curvos y zigzagueo por el rompeolas
de la playa…
-escribo poemas-
de mi talla,
para mí.
Con mis miedos busco en las palabras
a sus miedos,
me adentro y desnudo
las desnudo y hago astillas,
enciendo un fosforo
hago fuego templo el dolor
calmo la sed
busco el placer de un poema
con alma.
Nadie sabe escribir un poema
de amor, que sepa y me conozca
como yo conozco la deuda
entre mis sábanas.
21.6.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto del muro de

FUERA DE DIANA

Tire un dardo, fuera de la diana... pinchado quedo... gotas de sangre huían - chrey-

FUERA DE DIANA

No vale tirar nada, ni dardo ni ojo
ni ajo, por aquello de los maleficios…
preferible es dejar quieta a la mano,
dejar el dardo seco de un plumazo
y virar la cabeza dejando lejos
a tus flacos,
¡Seguro! que pincha en blando
si tiras por tirar el dardo y se deja
en él instalado y goteando
el viscoso y agridulce rojo.

Sí, fuera de diana, mejor es no buscar
ojo, dardo, dedo mano que ponga
en el trayecto un misil con punta
acerado,
dará dolor de cabeza,
nos dejará en costado herida
pus, costra y estigma intercalado.
Pinchado queda, ajado el viento
sin fuerza el pulmón,
huyendo el carmín de venas
y labios…
Tiré un dardo… y quedó en mi costado
envenenado.
21.6.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto del muro de

MI CALAVERA

"hay una diferencia abismal... ser y no ser, parecer y querer ser... y querer ser y no parecer... y parecer sin querer y sin querer ser" chrey

MI CALAVERA

Antes de tiempo habla,
la muy charlatana le gusta la disyuntiva
con la materia más o menos gris
que me queda -a estas alturas de la película-

Por más que le digo que, ¡a ti que te importa!
el mundo con sus locas a cuesta,
sigue erre que erre con la misma
perorata, de: peros, ero, rata.
Ella, es así de despeinada y descolocada
queriendo hacer el más famoso
soliloquio de un fiambre
llamado Hamlet,
y mira que le tiro del estribo
como a buena yegua diciéndole
¡Sooo mula! pues ni por esa,
ni porque le diga, espera, espera…
a ser un poco más dura el alma,
y tener más hueso -calavera-
Las abismales diferencias
siempre son donde querer
y ser no van en la misma línea
y cogen la misma puerta,
ser y no ser o parecer y querer ser...
y querer ser y no parecer...
y parecer sin querer
y sin querer ser cuesta
saber dónde está el estribo
de la yegua y el dur…

EN LA VICISITUD

Tierna vicisitud la que provoca un antojo, ternura en lagrimal, acidez es volver a la nada" chrey

EN LA VICISITUD

De una lágrima, la mujer y la nada
-como siempre- espera respuesta
a una tierna incidencia,
escena común es, el antojo idóneo
del lagrimal acuoso y ácido
en presto pensil;
él, que atomiza erróneas y disconformes
argumentos, de un lugar llamado alma
con forma de leviatán
y dialectos en ternura.

No hay prisas en recomponer todo,
y sí en dar por supuesto todo,
o, mejor dicho… nos damos mucha
prisas en recomponer un supuesto
descomponer, sin vicisitudes que sean
aventuradas en nada.

Atrevida es la ternura que rueda sola,
y a contra corriente busca el margen
opuesto a ti, y semejante a ti
toda vicisitud en lagrimal
y ternura.

21.6.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto del muro de