Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 1, 2016

NO PIDO PERDÓN

NO PIDO PERDÓN

Por soñar en letras, aún cuando piense
dude, o acabe especulando en este exterminio
que se presume de poeta,
Sean, las incertidumbres sean.
Y, el desnudo esclavo de mis palabras
esquivas llorarán la ausencia de mis letras
esclavas, y amante de ellas.
Hasta entonces… Me otorgo la posibilidad
de soñar con nubes volando en manos
de niñas y cometas, con dedos y llovizna
en busca de un futuro trajinado en este pasaje
con carro de estrellas en letras, sin la resignación
en mi espacio, sentada la regaza sentada
a la vera de mi camino.
No pediré perdón por este odre maternal,
que se reinventó, y hoy no llora cicuta
en bañera, ahora que cultivo olores
de amapolas, y me pongo peinecillos
de juncos… Sí, ya borré la mortaja moribunda
de mis alboradas, sobre el esbozo bordado
de mi cama… Por eso no pediré ¡Perdón!
No, no pasó, -ayer-
no pasa, -hoy-
no pasará, -mañana-.
Y besaré la comisura del pasado con beso
de una mujer llamada ¡Judas! sobre dejaré el peso
de un verso con calibre de nueve mi…

MIS LABIOS

MIS LABIOS
Se tiñen de carmesí pasión,
abogan por los tuyos,
se contorsionan en el rictus
de pasión.
Son el fruto carnal de mi cuerpo
visible e invisible, sí…
ellos podrían sin mediar palabra
decir más de ti, que mi boca
tan solo mi latido se iguala
unidos a ellos, porque entran en convulsión
cuando te presiente
te sienten
te ve
te tocan
Aunque no te sientan cercan
te vean cerca
te toquen cerca.
Mis labios saben de tus mares
fluyentes, ocurrentes
chispeantes
locos en tu baja y alta mar,
y, por ti… se tiñen de carmesí
pasión,
defendiéndose de los tuyos,
contorsionándose en el rictus
de pasión a punto
de ti.
1.6.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de

AL MARGEN DE TODA DUDA

Al margen de cualquier duda… ¡odio! toda clase de injusticias, allá donde se aplique por el solo hecho de ser de un lugar u otro, tener un color u otro, ser hombre o varón, estar sano o enfermo, pertenecer a una casta u otra, tener estudios o no tenerlos…
Cada día doy firmas para que se quite el hambre, haya cobijo o se acaben las lachas con personas afinadas saliendo de países en conflicto, pero me pregunto, nos preguntamos cada vez que hablo con familia o amigas, ¿Por qué cuando salen de sus países vienen a Europa y no van a países ricos de Árabes?
Tienen su religión, su cultura, su forma de vestir, comer y vivir… ¿Por qué no van a ellos?
¿Por qué no elijen países con menos hambre, con más riquezas, con más necesidades de mano de obra?
¿Por qué no se recogen firman contra estos países que teniendo a sus hermana al lado no hacen nada para ayudarle?
¿Que pesaríamos si en Europa pasará algo así y eligiésemos ir a la Conchinchina teniendo países liebres de conflictos al lado, ricos opulentam…

ESTA NOCHE

ESTA NOCHE

Creí tener -la sombra-
de un recuerdo,
desnude a mi mente
de tiempo y amnésicos…
aburrí al sueño con tu cara,
le aburrí con tus recuerdos,
sí esta noche aburrí a la mediocridad
del tiempo que no sabe ni entiende
de todo lo nuestro.
Se aislaron mis ojos volando
por el mapa de tu cuerpo,
encontrados se adentraron
por las esquinas y los cruces
de tus recovecos, aislados
solos alumbrando a mi cuerpo.
Este día amaneció durmiendo,
cantando ecos de bulerías
en las entrañas de una estrella,
de este norte perdido, así…
así bajito canté en el día…
¡Ay! estrella del sur, viendo,
tú viendo, aquellos que mis ojos
no ven de tan lejos
1.6.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
©® foto personas

POR ANTICIPADO

POR ANTICIPADO
Los dioses te regalan
del hambre y de la saciedad
del frío y de fuego
del honor y deshonor
del saber y desconocer
de la indefensión y la defensa
de la cordura y la locura
la seriedad y la alegría
de la pasión y la frialdad
del amor y el desamor…
a pequeñas dosis, y sin que te digan
cuánto costará el billete con ida
y vuelta.
Se podría decir que todo se nos da,
para que sea un abrir bocas,
antes del gran banquete,
¡Por supuesto!
No hay presupuesto por anticipado
en estos variados menús,
los dioses no suelen poner la carta
a la entrada de restaurante
ningún restaurante de alto copete
pone lista de precios,
se sobreentiende que los
números bancarios andan sobrados
para los comensales…
¡Graso error! de estos dioses
que deberían mandarnos con todo lujo
de detalle a este gran festín
donde los tiburones tienen dientes
de repuestos,
y sus pedigrís invariablemente
son especies protegidas
porque reciben todo desde la cuna
y  por anticipado reciben
el postre.
1.6.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
tod…