Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 27, 2016

AMOR

"amor la rosa nunca olvidó del rojo el blanco... la espina y el olvido... a la ironía como defensa de su fragilidad! poética extremeña -chrey- AMOR
La rosa nunca olvidó
de su rojo el blanco, ni miró
el azul si tener tierra entre sus píes
el verde en sus pétalos
Amor.

¡Jamás! se ama sin espinas,
o doblega el tórrido viento
solano sin lágrimas
Amor.
Nunca se olvida la ironía
de un mundo anacrónico,
de ti y de mí
Amor.
La fragilidad nunca se hace fuerte
levantado murallas,
Amor...
La rosa no olvida del rojo
el blanco...
26.2.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de Nena Marchebout

¡FELICIDADES! ANDALUSÍES

¡FELICIDADES!


 ANDALUSÍES DE SANGRE Y DE ADOPCIÓN
Nací en Extremadura por la cabezonería de mi padre a no emigrar a Huelva junto a sus padres y hermanas-os.
Soy extremeña de nacimiento y Choquera de sentimientos.....
Andaluza de sentimientos, y porque desde niña soñaba estar junto a mis tías y primas, y sobre todo con mi abuela Hilaria...Ella era mi única abuela, ya que no conocí a mi abuela Carmen, pues murió cuando mi madre tenía once años.
Todo mi amor de nieta era pues para ella, y se lo ganaba a pulso a pesar de verla ¡ tan poquito! Ese tiempo era mágico, era vivir por muchas horas ese sueño de niña y abuela.
Cuando iba a Huelva dormía siempre con ella, en una cama grande, mi abuela y mi abuelo Juan y yo, recuerdo su pequeña alacena dentro del dormitorio ahí siempre tenía un bote de leche condensada del cual yo, cogía y relamía una y otra vez entran do la cuchara dentro del bote…
Mi abuela me contaba historias, cosas de la casa, de mis tíos y mi padre, hasta de su propio marid…

SABA QAISER

"preguntarán por aquello que no hiciste... tu defensa será tu culpa, y la defensa de quien te crucifica, siglos tras siglos" poética extremeña -chrey-
SABA QAISER
Tú podrás perdonar a ese río
que te acoge como lecho final,
incapaz de detenerse,
y parar a sus aguas; acunarte
sin ahogos dentro de él.
Como el río no para a sus aguas
el androcentrismo machista
y jerárquico sigue el ritual
del honor imperial, montés
y cavernícolas.
Tu defensa será
-tu culpa-
preguntarán si, dijiste sí o no,
si amas o no, con fugas
o sin fugas…
y siempre será tu culpa
y será la eterna violada
en la enquistada moral
del varón...
¡Serás la eterna culpa!
sin disculpa y culpable de amar,
culpable de decir ¡No!
hasta la saciedad…
o decir sí, en un amén
infantil.
Siempre seremos monedas
en manos que juzgan
o buscan el bienestar
y el ordén machistas.
El río -no podrá- parar sus aguas,
el hombre tampoco -querrá-
parar las matanzas de honor.
27.2.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los dere…