Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 3, 2015

RISAS INOCENTES...

"la risa de antaño se vuelca -a veces- sin más...y siempre nos queda la posibilidad recordar y dejar de exigir sin dar"
RISAS INOCENTES
Que asustan, a veces
decimos…
¡Me pasará algo, tanta risa
como que no es bueno!
El día pasa y solo pasé el rato
de risas locas,
de buen momento
Luego ocurre lo contrario,
día que amanece sin risas,
y que se acaba llorando,
y no nos preguntamos
¿por qué hoy estoy triste,
a que se debe que no cambio?
Hay días que disfrutas, hasta lloviendo
del sol que oculto está entre
nubes grises de llanto celestiales
ríes, y ríes cantando como los pájaros
mientras buscan su rama
para no ser del agua pasto.
Y sí… hay días que la melancolía
huele a niña…
aquel olor dulce de manos
que jugaban a ser nubes
a cazar nubes
a coger el sol acostado
en lo alto de tu calle
nostalgia de aquella amiga
esfumada… que se marchó
sin decir adiós
mientras en lo alto de la rama
cada tarde volvía el jilguero
a jugarnos cantando…
Sin embargo como aquella
niña una tarde
no volvió y la rama del almendro
vencido de añ…

TE QUERRÁN

"respira estés donde estés, en lo alto o el fondo marino, ¡respira! la sal limpia las heridas" poética extremeña. -chrey-


TE QUERRÁN
Lugar y espacio
cuerpo agónico
querrán para ti.
Cantarán himno
en boca un desahucio
rincón donde pensar
el último asalto
Querrán todo cuanto
tú no eres,
desafiando a las huestes
de tu pluma.
Debajo de una mole
en cruz,
o quizás debajo de una mole
de ríos confluyendo en un espacio
o mejor en un mar avisado
y avispado en cresta enloquecidas
¡Te querrán!
una vez, silenciada o muerta
dirán…
vuele el poema
vuele la prosa
vuele la poeta
vuele maldita
¡Sin volar!
Te querrán un poco
más, las lenguas genocidas
querrán.
debajo del agua
haz,
¡Respira…respira…respira!
la sal limpia la carne
a punto de ser…
-podrida-
3.11.2015
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto del muro de Antonio


ESCRIBO CON TINTA...

"Sé que hay espías que leen entre líneas, mi corazón es uno de ellos" poética extremeña -chrey-

ESCRIBO CON TINTA


De cebolla en un papel.


Sé que hay espías que leen
entre líneas
-mi corazón- es uno de ellos,
y siempre está insinuando
de verdades unas pocas mentiras
para hacerme creer que el tiempo
hizo borrón.
Por eso escribo con tinta
¡No, china, no!
porque siempre quedaría fija
la verdad, la que nunca es maldita
y la que maldigo y me perjudica
-la salud-
Escribo con tinta de cebollas,
así, tengo la perfecta escusa
de llorar a lágrima viva,
a moco tendido y que nadie
haga las mismas preguntas
Y, ¿Ahora por qué lloras,
mujer?
¿Quién te lastima?
¡El corazón! yo le diría
pero no…
mejor sigo escribiendo
con tinta de cebolla,
después de todo a quien
le ¡Importa!
2.11.2015
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de la web

NO FORMO

"se puede pedir perdón de cien maneras... no conozco a nadie que lo haga haciendo trincheras... solo a…! poética extremeña. -chrey-

NO FORMO

Deformo,
conformo un vestido
extraño para camuflar
a mi cuerpo en guerras
ajenas
¡No!
No, yo formo armazones,
que deformen barreras,
conformo a mi membrana
en mixturas de trama,
atrapo a tu herida
-si te dejas-
Y, sí oscilo entre tus vertebras
te agasajo con mis vertebras,
deformo el camuflaje
-in situ-
tiño
peleo
sí, tú viajas sin maleta
sin diezmo
ni pasaporte
te visto con ropa
de guerra
todo, todo…
para esquivar trincheras.

No, no formo… yo
deformo barreras
y, conformo a tu cuerpo
entre mi cuerpo un compuesto
sin, tintas ajenas.
Y, cuando tú quieras
deshago el andamiaje
-cuando-
quieras -solo-
cuando las guerras
nunca sean
3.11.2015
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto del muro de Ana Ceballos

MUJER ALADDIN

MUJER ALADDIN -RAQUEL GRACIELA FERNÁNDEZ/CARMEN HERNÁNDEZ REY-

MUJER ALADDIN

MUJER ALADDIN
Mujer que dice que sí,
que siempre,
que ahora.
Mujer regalo
-geisha u odalisca-
atragantada
con un moño de rafia.
Mujer trapo de piso
arrojando monedas de la suerte
en un piletón con agua sucia.
Mujer jabón
lavando mugre ajena,
oliendo siempre a sábana virtuosa,
juntando las rodillas en un rezo anorgásmico
para que el dulce sexo no extravíe su rumbo
detrás de las palomas.
Mujer sumisa,
asumida costilla,
asumido pecado,
purgando las lunas y la sangre
-la culpa de su útero-
dando a beber su sed a las hijas que pare,
dando a beber su llanto,
remojando desgarros y lentejas,
orbitando, con los ojos en blanco,
alrededor de una escoba extenuada.
Mujer que dice que sí,
que siempre,
que ahora.
Mujer hecha a medida del patriarca,
la voluntad cegada,