Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 26, 2015

LAS HIENAS

"…Cuando la hiena mira a un animal tres veces consecutivas, este quedará inmóvil y ya no volverá a caminar(...) Pueden imitar la voz humana y llamar a las personas por su nombre; así mismo, suelen imitar los sonidos del vómito humano...Plinio
LAS HIENAS

Son las que paciente esperan
delante de su presa,
miran y remiran verla caer
de un lado y de otro,
la ven dar vueltas mientras
su carne se rompe a girones
entre los dientes de la fiera
que dio muerte en gaznate.
Ellas, son a veces muy educadas
otras no solo mal educadas
son insolentes y hasta vomitivas
por eso son hienas,
esperando que la victima caiga
entre los incisivos y molares
del carnicero con la tripa
vacía…
El rictus de las hienas es de escaparate,
carroñeros ellos
dominante la histeria
absoluta frustradas que sin vida
intentan, intentan
vivir de la sangre ajena
aunque sea a través de un cristal
y a miles de kilómetros
disfrutan como hienas
desdentadas, viejas y esperando
que el animal dominante
diga… ¡A la vista, tierra…!
víctima en la arena.
26.9.2015

ÁMAL-ESPERANZA

"la perversidad de unos dirigentes se comprueba por la mortandad y las listas de sus cementerios. En guerra y en paz, se sabe como gobiernan y para quienes- Solo hay que echar un vistazo a las listas de muertos" poética extremeña- c.h.r
ÁMAL-ESPERANZA


Esperanza es hoy tu nombre
en la mezquina globalidad
que asesina -sin más-
Ámal para la bestialidad
que no repara matar
Esperanza delante del sadismo
sirio, él que dice ser tu pueblo.
Esperanza en manos de unos camicaces,
¡En los líderes del mundo
que juega en tablero!
Y se frotan con avaricias de dólares
entre las manos
con números bancarios
y en cheques negros...
A nadie les importan si rompen
tu paraíso, si naces
o mueres...
Son nuestras carnes las que sufren
tu madre Amira, la que te guardaba
de sus garras entre los escombros,
te sostenía de sus uñas putrefacta
te aislaba del infecto odio hacia
hacía ella y tu pueblo.
Princesa de cuerpo débil,
mujer y madre que no pudo
con la metralla de quienes
creyéndose dioses nos matan,
metralla de tantos…