Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 21, 2014

DEFIENDO Y...

DEFIENDO Y ...

 Abrigo a tus dedos en mi
Ombligo, cosmos
arremolinado en mi universo...
excitado
activando en la catarsis
nuclear que baja
a cien leguas de los cielos
y "los infiernos"
-Los defiendo-
...Y...
Es que abrigarte
es materia reservada

¡Cómo no!

y obligada
en cada modular
curva de mis versos
por eso...

-te defiendo-

En los besos dados
robados
y en espera
yo te abrigo en los deseos
que rompen en mi piel
en la defensa de tus manos
en todos mis espacios
-defiendo-
A tus manos
culpables de mis delitos
ellas son las herederas
perpetuas
de mi nuca
y cuello
de ahí que las obligo a pasar
en esta...
-parada obligada-
de mis gacelas mácula
y términos donde
mi pecho balbucea
no...
-más y más-
alcanza la cúspide

inventas sus formas
en tu boca.
-defiendo abrigar este amor-
que claudica renaciendo
y así
mecerme en el mimo
de oriente,
que te intima y perpetua
en este mi cráter
exacción
y talismán de todos
mis besos
deseos
y verso.
te amo...
te abrigo
te defiendo

LAS MARGARITAS ESPERAN...

LAS MARGARITAS


Esperan sillas
No saben que deshojarla...
nunca fue mi expectativas
y
aunque vengan con acuse
de recibos
con telegramas urgentes
o cartero que den
dos o tres timbres
en cornisa
el buzón será
espera...
-silla-
Las margaritas esperan
sillas,
las sillas esperan margaritas
sillas y margaritas
sospechan
temen
dudan
se alistan
queriendo ser eternos
elencos de las imaginadas
e ilusorias margaritas...
Poco fui al colegio,
nunca me pasaron lista...
pero
-te avisé-
corazón
nunca, nunca
des pétalos
dejes que jueguen
con él
en los
-sí y el no-
con las violetas margaritas
donde la esperanza
de unas neas pretende
hacer sillas,
osan ser
incómodas sillas
para los pétalos
de unas margaritas.

P.D: escribo para mí

20.10.2014
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
foto de la web