Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 22, 2014

A VECES

A VECES

A veces te hieren...
se abre una brecha,
y espera que salga sangre
deseas...

-deseas, deseas, deseas-

Ver salir sal y no pus,
a veces la sal roe la carne
a veces la limpia con agua
de nubes.
A veces deseas que nadie
suture con hilo
la herida,
ella te hace sentir
y estar viva...

 A veces miras tu herida,
la sigues y ves que está abierta,
te das cuenta que algo se cuela
por dentro
se adentra llegando al hueso
hasta el mismo cráneo
descubre un rayo de luz
en tanta tiniebla.

Y a veces, tan a veces
notas que duele
y duele como el día anterior
y antes de ayer...

 Y tu ADN sigue fiel
al dolor, se acostumbra
a la herida abierta.

 Solo el corazón a veces
"olvida" el nombre del estilete
que la daño.
A veces descubres
que detrás de la espina
nace una flor...

 22.9.2014
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de Cecilia Jimenez

HUELO

HUELO



Tu pelo que cae sobre tu frente.
Acorto el trayecto de sien
hacia mi sien,...
y arrullo un verso dentro
de la mía,
mientras mi lengua versa
a este beso en tu boca.
Huelo a tus manos que se abren
pedigüeñas,
me imploran un roce
hallados de caricias,
y llega
-me llega-
el olor a romero albahaca
y, saboreo un brote de mar
en el cuenco de tu palma,
huelo...

 Las nubes y el viento,
a la tierra después del parto
de una tormenta,
te huelo para no perder
tu olor y describirte
entre letras de un verso,
y mientras te espero
y deseo
deseo vernos, ojos cerrados
 revueltas en la boca,
beso a beso.

 22.9.2014
©®autora extremeña
todos los derechos de autora
foto del muro de Sheila Gois

CHANTAJES

CHANTAJES


De amor decían sus palabras,
de miedo y terror era
su amor......
fino cristal que hiere
el calor del amor.
Miradas ladeadas,
aceradas y trenzado
corona, en nuca,
miradas con espinas
que se clavan en el corazón...

 Pérfida y volubles ojeadas
de cárcel intimidación
y hiel posesión.
Chantaje de terror
yacían en las astillas
hincadas en este torpe
su amor,
y este mi ingenuo
y primer amor.
Amor eterno que dice
ser, buen amor,
sincero embaucador,
amor que solo es
sujeto y predicado,
artículo y pronombre
del ásperos esparto
y su aguijón...

  Metamorfosis sin alas
fruncidas y abatidas
adjudicadas es este
vacio y dolor.
Recuerdos de un síndrome
imborrables, de ataduras
docilidad y perdón
de anestesia cerebral.

Chantajes de amor,
asfixiada crisálida,
gusano que no supo
volar y ser amor,
sino maldita posesión.

 21.9.2014
Carmen Hernández Rey.
®©autora extremeña.
Todos los derechos de autora
Imagen muro de Taller de la Diosa