Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 7, 2014

II Cap MEMORIAS DE MI ÚTERO "LA NADA"

MEMORIAS DE MI ÚTERO
II. cap. LA NADA
Ella, como un estado superior calándome hasta la médula, fue dejando paso aún frio viejo y arcano, que se mezclaba con aquel deseo de salir corriendo, y la nausea que me devoraba. Era como si la nada hubiese crecido en medio de aquellas escenas que se asomaban queriendo entrar por aquella ventana desquiciada, sin cortina, en aquel inmenso espacio crecía por para hacerse al momento más pequeño y tenebroso, parecía que jugase conmigo hasta escoger el momento oportuno para devorarme.
Así, pensando que la nada era superior a todo, mi consciencia fue tomando parte de aquella soledad maldita... Y mi miedo físico fue dando paso a un miedo superior... Y quise cerrar los ojos, recordando una mañana donde el sol fuese el astro...Sol... de poner un solo stop, o quizás un paso de peatones con semáforo en verde a esa luna oculta, rellenar la belleza en todo ese vacío en la desembocadura de la nada, esa infiel que me hizo beber un jugo verde.
Intento recordar el mo…

MEMORIAS DE MI ÚTERO I.Cap

MEMORIAS DE MI ÚTERO 1. Cap.


I. cap

Con el primer trueno, sabía que me quedaría a oscuras, y aquella habitación desangelada y llena de humedad, desconchada y a oscura fue, si cabe aún más tétrica de lo que recordaría mi mente.

 Me asomé por el raquítico espacio de cristales sucios de aquella desvencijada ventana, 
para ver, como las nubes tomaban posición en un vuelo rasante...
¡Nunca! Las vi tan cerca, tan grandes, tan oscuras, y su rumores llegaron hasta hacerse
un frio mortal en mi espalda, y supe que en menos de medio minuto anochecería.

Esa masa oscura se hizo un bloque entre el sol, negándonos la luz a mí y a ese paradisiaco
y solitario lugar... ambos sentimos la soledad más terrorífica.
La lluvia torrencial dio voz a mis vivas mis premoniciones, un primer relámpago hizo que la bombilla colgada del techo, sin protección alguna enmudeciera... en un pacto con aquellos cúmulos de agua, y todo quedó entre tinieblas.

El campamento, los árboles, las cabañas, la habitación, aquel …