Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 24, 2014

EID MAR... poesía intimista

EID MAR*

"vanitas vanitatum omnia vanitas"*****
"Los idus de marzo ya han llegado"**
entre la flor y nata,
entre las horas ostentan
hojas y letras, dentro
del calendario auguran
destino, ahora...
ahora que no son ni siquiera
brazo duro de las extirpes
de las cuadrigas de la vieja
Roma,
voz que grita palcos de Senado
sin ser cuerdas...
vocales cuerdas en las Pretores
plumas,
legitimas de los ídus,
rumbo sin destino de las dagas,
destinos infiel de mi garganta.

Desbaratado acomodo de un dios
de la guerra, decid, musas,
decid-me
¿Qué hacéis vosotras reinas musas
de las letras en un mes de presagios
y muertes de poetas...?

Pobres marzo de ídus y calendas
de amaneceres en días sin nonas,
sin lunas en calendas...
 ¿Acaso me predecís la muerte
en este silencio?
Acaso, acaso, acaso...
 ¿Acaso anunciáis en mí una
muerte anunciada?
 ¡Decid Martius dios de la guerra...!
decid, ¿No es este maldito mes
el peor mes para la poesía
y poeta?
 Por qué ha de tener la poesía
un…

LA ENCINA...

LA ENCINA

Coge el verde, de la paleta ...
del arcoíris,
de sus gamas se prenden
y quedan en sus pupilas,
sienten,
ese, el vacío de aquella
esperanza del bosque,
la que se puso
a correr...

Correr, correr, correr hasta sujetar
de las verdes ramas las iluminarias
hojas, agarrar a las aguadas niñas
de mis ojos, la gama esperanza
en las negras lluvias las bellas
ramas.

Verde fue aquella mirada que agotó
del árbol su color,
costado de hiedra,
hiedras sin roca para afianzarla,
solo fue eso hiedra,
hiedra sin nada...

dolor se deja, en las caricias
del rumor del viento,
en las encinas y sus hojas
dentadas.

Respiras, respirando ese agua
de soslayo en mi boca,
garganta seca en una lágrima
en tocata y fuga...

-Sabor-
Sabor a sal y hiel, pensar,
pesar de mis pesares,
en la belleza que se colaba
entre las cortinas de mis pestañas.

Luz que corría, verde traspasada
luz, de mi universo
pozo sin versos
que insistente a la esperanza
buscaba palabras
de un prado robado
arcoíris lejano, sin l…

Y PERDERÉ... poesía intimista

Y PERDERÉ...

Perderé ese espacio donde
la gloria existe revolucionando...
la existencia,
y perderé la memoria que no sabe
de ella, ni de revolución
ni tan siquiera de existencia
y menos de espacios,
porque decid, decid...
Decidme, aunque sea al oído que...
¡Prometo no decir nada!"

Y señalad, señaladme para escribir
los rumbos,
los lugares de gloria,
sin frívola superficialidad,
o la pueril ignorancia
de retoricas
que, no conducen a puerto
alguno, y por no llevar
no llevan manantial a la seca
garganta
y ni a labios mojan.

Decid, por qué he de perder
una pócima,
cure o no cure, mate
o no mate,
viva muerta,
muerta viva decid,
decidme...

Acaso ¿la muerte no cura
del dolor o el sufrimiento
de la agonía de látigos
y pozos oscurecidos?

Y perderé, perderé a caso una tilde
sobre el cómo,
la o que precede a la hache,
quizás, también, la misma
admiración sea eso...
Una: perdida
herida, y...
y al final las ida
y venidas, los espacio
y las glorias, solo sola-mente
necesitan de la propi…

ME MIRAS...

ME MIRAS
Y sé que tú ves aquello
que el sol tapa...
aquello, que mis musas
de mí no saben,
el todo y el nada de mis noches
en la fiel batalla,
compañera de mis porfías.

Me miras y atajas ese celo
de tus pupilas,
me escudriñas en la imagen
detenida en unos latidos,
esos que te traen,
y que me llevan,
nos arrastran amor, amor...

¡Amor de mi locura!

Me miras y me ves
embelesando al universo
tú me miras,
recreando en mí parte
de su universo,
casi confabulando
te haces ojos hechiceros
en aquel juramento
de sinagogas,
de mezquitas y templos...
de las mañanas y los mantras
en las huellas con dos
trayectos...
Me miras y contratas
de los mapas un solo
viaje con ruta de alboradas
mar recogiendo al fuego

24.3.2014
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
©® foto OMAR ORTIZ