Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 15, 2013

MARCHÓ... poesia libertaria

Hasta cruzar el muro...
¡Muro de sombrero y velo,
lugar espartano y de oídos sordos,
así marchó ella
cruzando las calles subida a dos mil radios, apenas tuvo, mayoría ajena.
Cabeza que grita al mundo
¡De vos soy ajena!

Dos ruedas dando vueltas tanto como su cabeza que
virando para no ser frenada
la lleva, antes de romper el muro,
el muro de la vergüenza
¡A dos sus piernas las dos ruedas,
su cabeza en revolución girando
más que la luz de las estrellas!
Radiales en círculos, girando
sin pisar el freno, niña que huye
del mundo que la afrenta.
Alma que grita al submundo que la acecha
con manos de "agua de mayo"
sin avisar de que dentro llueve con cielos
de rayos y centellas,
albas que nacen anochecidas y noches
de cilicios entre luz de quimeras.
Marchó la niña detrás de un muro,
muro de dios y cuanto dios quiera
que sea, así sea, entre mantos
de nubes y santos
de estrellas y lentejuelas,
tabernáculos cerrados a las risas
y las fiestas
¡Ay! Dioses que no hablan pero sí tiemblan,
sin escuchan por las calle…

“RELAXING CAFÉ CON LECHE”... cuando las olimpiadas tienen de políticas a una mierda

“RELAXING CAFÉ CON LECHE”

Mira que me importa más bien poco
los juegos,
Olímpicos o del Olimpo o Tártaro
de dioses, celestiales o terrenos…...
¡Jugar, jugar! Tan solo me priva,
¡El buen juego! Sí, aquel de las prendas,
cuando tú y yo manitas hacemos…

¿Relaxing? ¿Qué releches es eso?

¡Ay!
Alcaldesa siempre con esos malos
pelos, si tienes lengua de trapo,
a que te metes a torero…
Y
mientras la puerta del Alcalá se queda
muda y con lloros de fieles…
¡El madroños, llora y está de ti,
hasta ahí sí, hasta el oño…

Mira que lo tenías fácil, mujer,
con hablar solo de lo que tú ya sabes,
aquellos de las manzanas y las peras,
que aún las tienes sembrá
en la higuera de tu huerto…

Señora del bastón y mando
eres única para enredarte,
que tu boca lo enrede tanto,
tanto como tu peluca al viento…

¡Da igual! Que sea castellano, portugués
o ingles! Tan prepotente eres que tus tacones
de Manolo nadan lejos…
¡Ay! Qué sería esta España…
Sin las atolondradas iletradas de la botánica
Sin las a…