Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 5, 2013

¡THALASSA, THALASSA! Amor que redime

Has derrotado el olor del llanto
saboreado lágrimas arrojadas
de una solitaria
trinidad, territorial
soledad única y maldita
en los aterciopelados pétalos
de los flacos de mis rosas,
en mis corolas descoloridas
y marchitas,
tú besos se injertaron en el rosal
de tallos sin savia,
y espinas al rosal de tu boca
rosal de rosa sin espinas
y vida.
Y has gritado Thalassa,besando
a mis labios con los enjambres
de tus mieles,
susurrando en mis cumbres
litigante,
de deseos, panes y melazas,
deseosa de ecos de los diez mil Jenofonte
“¡Thalassa! ¡Thalassa!”
en estos ojos locos, esta boca loca
que te nombra a cien años
luz en la esperanza de mis días,
y en verdemar de mis sílabas
ellas lejanas,
tan incipientes
tan inseguras…
¡OH! Tú has descifrando poliedros
aritméticos de la malva rosa
en costilla cosida. Has besado el noviluniode la rosa

en el rosal alboreo de salitre en fuga.
5.9.2013
Carmen Hernández Rey
Autora extremeña
Foto subida del muro de
*¡Thalassa! ¡Thalassa!» («¡El mar! ¡El mar!)» obra Anábis de Jenofonte. …