Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 29, 2013

TERMINA... elegia a mi padre Diego

Un agosto más, unos días que parecen
Iguales, y sin embargo no lo son,
¿Verdad?
Todos los meses de agosto tienen
un dieciocho sanguinario
fatídico, obscuro y gris,
sin luz de primicias,
sin reloj al que se le pueda devolver
aquellas horas,
o dar nuevamente otra vuelta
de cuerda a su minutero,
que mis dedos le pongan otro ritmo
cardiaco, sin derrama de linaje.

Irremediablemente, se acaba una hoja
más de un calendario de estatua de sal,
sus meses quedan agostados
y sin remedio obstruyen a otros
venideros.
Y termina en un sinfín de retos inconclusos
sin solventar,
cumpleaños sin velas y festejos
convites por celebrar-te…

Este mes sella a mi alma
en la búsqueda insigne de las miradas
de los ciparisos,
y te llora en lugares donde no te sé
porque es imposible imaginarte
en un lugar o espacio
que no me has descrito,
ni antes, ni después de tu partida,
¡Nadie! la representó en la línea
de sus manos, ni vino a confesarme
o dar consuelo en un trazado insigne.

Mis pasos vuelven a dar vueltas
a un lugar, que no quie…