Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 13, 2013

EL ESPEJO

EL ESPEJO
Se embelesa y se mira en tu imagen quiere quedar contigo, y confabula de ti sin mí ¡Me olvida!
Sonámbulas ideas se auto proyecta, a sabiendas a conciencia que es tuya tanto como mía…

El espejo subyuga al cristal gris y anodino mirando tu faz… de ti se enajena de la suave luz de tus pupilas, ingerir-te quiere, absorber el carmesí, latido, vistiendo a mi alma marchita violeta ¡Pobre e infeliz agua gélida! Espejo sin luz que no aprende del amor la pasión que en nuestros cuerpos claudica y nos dulcifica. 16.02.2013 Carmen Hernández Rey Autora extremeña © Todos los derechos reservados del texto
Foto del muro de Estrategia Didactica
https://www.facebook.com/carmen.hernandezrey#!/photo.php?fbid=10200506617378205&set=a.2381288541885.2136625.1540835521&type=1&theater&notif_t=like
ROZAR
Tu risa islas que me guarda y me esconde de miradas importunas, polluela en tu nido soy en tu boca cielo iluminado mi credo. Rozar quiero a todas tus calas tus puertos tus caladeros.
Al margen de toda duda ¡Ay! Amor cada segundo quiero rozar-te quiero sin cosecha ni siembra ni cordura ni locura sin excusas para perderme en el tiempo lentamente… Rozando-te solo siendo la loca enamorada y apátrida de todo los demás las bocas, y arribar-me en ti rozando-la navegando-la arribando-la pilotándola volando-la.
Rozan-dome en los delirios de piel sal miel y tu boca.
Rozar… tu patria tu boca sintiéndome por ti loca...loca
16.02.2013 Carmen Hernández Rey Autora extremeña © Todos los derechos sobre el texto Foto subida del muro de Oasis de divisa
https://www.facebook.com/carmen.hernandezrey#!/photo.php?fbid=10200501930261030&set=a.2381288541885.2136625.1540835521&type=1&theater&notif_t=like

TE LEO

TE LEO
Mientras te pienso… Mientras te pienso te leo deletreándote en todos los códigos alfa numérico, descifrando letrasnúmeros y ¡Revueltas aguas submarinas de tus señales! ¡Hay! En todas yo te leo te pienso.
En estas luciérnagas de invierno las luces de neón de tus vidrieras campo florido de tu boca